1 may. 2013

Acabo de darme cuenta que tengo un blog con una temática demasiada oscura y misteriosa... ¡Y me encanta!
De a poco voy logrando desbloquearme, aunque vaya demasiado lento, pero mientras lo haga, sea cual sea su tiempo, esperaré paciente.

Siento que las cosas se van aclarando de a poco. Algunas son duras, pero las acepto.
Estoy empezando a sentir cambios, estoy abriendo los ojos ante toda la negación que tenía respecto a esto, que de algún modo, impedía que no vea lo que estaba frente mío. Todavía no tengo ningún control sobre mí y sobre lo que soy, pero tarde o temprano lo lograré, yo sé que va a ser así. La ceguedad no va a matar mi alma, por más difícil que sea encontrarme, no voy a parar hasta hallarme.
Toda mi vida pensé en que no podría ser tan mundana, me negaba a creer que fuese así porque mi corazón me decía que no lo era, y siempre le fui fiel a su palabra. Y ahora, sé que mis creencias no eran tan inciertas. Que de hecho, soy quien mis instintos me dijeron que era la mayoría del tiempo. Va... qué digo. No "soy" (todavía) nadie, pero sí está en mi naturaleza. Por eso estoy decidida a sacar eso dentro mío.
Ya tengo bien claro quién soy como persona, ahora tengo que descubrir mi otro yo.

Y así, sin más misterios, termino esta entrada sabiendo que en un futuro lejano volveré a este tema, victoriosa.