18 sept. 2012

Siempre encuentro a mi blog como una escapatoria para descargarme en mis momentos donde me siento más débil por así decirlo. Pero me sirve muchísimo, de verdad.

Últimamente ando teniendo días que no me favorecen en absoluto. Cinco sábados sin él. Días y días que no tengo un día tranquilo con él. Y sí, mi vida gira sobre él. Es que, es el único que hace que sienta cosas tan maravillosas adentro mío, cosas que nunca antes había experimentado, me hace demasiado bien y es mi otra alma. Pero sin él, sin mi ser, estoy dentro de un profundo vacío que trato, pero no puedo salir. Necesito tiempo. Malditos tiempos de mierda que no me dejan tener un día en paz con él. Que no me dejan hacer casi nada. ODIO A LOS TIEMPOS Y ESPACIOS QUE TENEMOS. Necesito más de él, necesito a mi vida, lo necesito con todas mis fuerzas. No sé como mierda estoy haciendo, pero lo quiero, lo necesito. Quiero que se me valla todo este vacío adentro mío. Maldito colegio, maldita casa, maldita gente,  malditos todos. No me interesa nadie más que él. Lo necesito, Gods.
Tengo que ser fuerte. Soy paciente por suerte. Si tengo que esperar, esperaré el tiempo que sea sólo por él, porque lo amo con todo mi ser y lo quiero para toda la vida.

P.D.: Esta bueno ducharse mientras lloras. Hace bien llorar de vez en cuando. Una buena, o eso creo.